Un proyecto que tiene como punto de partida la resiliencia

Desde la Fundación se lleva a cabo un proyecto de apoyo, orientación y acompañamiento socioeducativo para niños y jóvenes. Su objetivo es promover, estimular e incentivar sus estudios, habilidades sociales y autonomía, que les facilite integrarse activamente en el mundo adulto y les sirva como indicador de que son agentes activos de su crecimiento y evolución.

¿Educación y Resiliencia?

En la Fundación Luca de Tena se entiende la educación como un instrumento para promover la resiliencia en las personas.

La resiliencia es la resistencia frente a la adversidad, la capacidad para reconstruirse saliendo fortalecido de las dificultades y experiencias dolorosas que el ser humano vive a lo largo de su vida. Experiencias como puede ser el fallecimiento de un ser querido, siendo esta en la que la Fundación pone su foco de actuación.

El desarrollo de una mayor resiliencia y ser conscientes de la existencia de esta capacidad humana supone una oportunidad para superar los retos que se presentan en el día a día.

¿Para qué sirve?

En el proyecto educativo que lleva a cabo la Fundación se trabaja sobre los objetivos que el alumno quiere alcanzar a lo largo del curso escolar y se desarrollan estrategias para lograrlo.

Se promueve el autoconocimiento del alumno, explorando sus capacidades, habilidades, así como aquellos puntos en los que se debe mejorar. El reto es conseguir que el niño/joven decida qué y cómo va a trabajar para conseguir sus metas, diseñando el camino que debe recorrer.

La actuación va encaminada a promover en el alumno lo que el Instituto Español de Resiliencia denomina “motivación esencial”, que es la capacidad de darle sentido a la vida creando un proyecto propio. Para ello, es muy importante impulsar la confianza en uno mismo y en los recursos propios: adecuada autoestima, iniciativa y responsabilidad para lograr una autonomía personal.

 

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Please enter your name here