La Navidad es un momento eminentemente familiar en que los sentimientos de ausencia por la falta de un ser querido se hacen más presentes y dolorosos.

Por ello, en torno a esta fecha la Fundación Luca de Tena organiza una celebración que permite compartir estos momentos especialmente difíciles y ofrece la posibilidad de repartir la enorme carga emocional de esta fecha.

Se comparten cargas, pero también alegrías, nuevas experiencias y nuevos proyectos. La vida sigue necesariamente y nos sugiere que la Esperanza está muy presente entre nosotros.

Asisten las distintas generaciones de participantes en los proyectos de la Fundación lo que, además de reforzar el vínculo entre los asistentes y de ellos con la propia Fundación, ofrece también la ocasión de reencontrarse.

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Please enter your name here