Programa educativo estrategias momentos de crisis

Intervención educativa para orientar y apoyar el crecimiento académico y personal

La Fundación Luca de Tena ha comprendido desde hace mucho tiempo que la Educación es una actividad resiliente que permite a los niños recuperarse de los golpes de la vida. Toman activamente las riendas de su vida mediante su formación.

Los menores precisan que el mundo adulto cubra sus necesidades y les provea de las bondades, pero a la vez son sujetos pasivos de los agravios y decisiones que han de tomar por ellos.

Si los chicos y chicas toman el estudio en sus manos, están labrando su propio destino, construyéndose activamente por dentro, mejorando sus habilidades. Ese paso de ser menor pasivo a estudiante activo es un gran “reparador “de heridas que favorece el poder recuperar el respeto a sí mismo, la autoestima, y potencia la motivación para hacer un proyecto personal en la vida. 

Proyecto de vida

Por ello, la Fundación ha integrado en el Proyecto Educativo la autonomía, el crecimiento personal, el desarrollo de las habilidades y la búsqueda activa de un proyecto de vida. Es decir, la Educación constituye el pilar de la resiliencia y del futuro de los hijos de los periodistas.

Como ha demostrado Boris Cyrulnik, los maestros y el trabajo educativo constituyen los principales reparadores naturales de traumas, por tanto son el soporte de la resiliencia.

Para que la educación y el proceso de crecimiento sea resiliente es importante que los estudiantes sean conscientes de su situación, sus metas, su esfuerzo continuo y sus logros.

El sistema educativo actual es competitivo y se fundamente en notas académicas que desconocen el proceso de aprendizaje que realiza cada individuo. Las necesidades son diferentes y los logros deben ser medidos también de acuerdo a las metas personales. Por ello, en la Fundación contamos con dos herramientas fundamentales: el Diagnóstico integral del alumno y un Proyecto educativo individual.

Análisis individualizado

El diagnóstico se realiza conjuntamente entre el alumno y el profesional, además de la madre o padre si es menor de 18 años. Analizamos las fortalezas y debilidades del alumno, así como las oportunidades que le brinda el entorno y las amenazas que le rodean (Modelo DAFO). Este diagnóstico se focaliza sobre la actividad educativa, las habilidades y el grado de autonomía.

Con este diagnóstico se elabora un Proyecto educativo Individual en el que el alumno establece las metas educativas del año, su autonomía y las habilidades que se plantea desarrollar, firmando un compromiso conjunto donde la Fundación aporta recursos para lograr esas metas (Becas). Al final del año se evalúan y se replantean unas nuevas.

¿Por qué estos tres pilares del crecimiento: Autonomía, habilidades y educación?

La autonomía se ha convertido en un factor de “sobrevivencia” sin el cual muchas personas serían arrastradas en masa, como lo hacía “El flautista de Hamelín”, hacia modelos de vida que no responden a sus necesidades. En esta época de crisis se pone de manifiesto la necesidad de esta autonomía que le permita desarrollar caminos propios ya que los colectivos están semi-cerrados.

Para lograr construir caminos nuevos no sirven solamente los títulos, son necesarios nuevos entrenamientos, habilidades de todo tipo: sociales, creativas, deportivas, artísticas, idiomáticas, etc.

Es preciso revisar nuestro modelo para que esa gran inversión, que supone la educación, esté acorde con los retos de futuro y la propia vocación. El estudio requiere de un compromiso, una motivación intrínseca, un vínculo emocional y personal con el alumno. Este tiene que encontrar su hueco y apasionarse por sus asignaturas preferidas.

Todo esto lo iremos abordando en nuestra serie de reflexiones sobre la Educación.

1º Las habilidades psicomotrices: De la coordinación corporal a las profesiones más complejas.

2º Las habilidades sociales: Una evolución continua

3º La autonomía en cada etapa de la vida

5º Estudiar es una destreza intelectual y emocional. Aprender a Aprender, ¡Estudiar mola!

6º La vocación, la exploración del mundo y sus posibilidades.

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Please enter your name here