martes, 26 de marzo de 2019
Inicio Blog

La Fundación Luca de Tena lanza una convocatoria para investigar la desinformación en España

La Fundación Luca de Tena ha lanzado hoy, en colaboración con Facebook, una convocatoria para investigar el fenómeno de la desinformación en España con el objetivo de analizar “los aspectos antropológicos que la motivan, historia, expansión y situación actual” así como una “propuesta de soluciones”, según recogen las bases del concurso.

La investigación, que está dirigida a universidades españolas, contará con una dotación de 62.000 euros e incluirá necesariamente un estudio de campo que permita profundizar en el fenómeno para conocer mejor sus causas, cómo es percibida la desinformación por los ciudadanos, y tratar de atisbar posibles vías de solución.

“En una sociedad democrática, además de otros componentes necesarios para la formación de las personas, las informaciones veraces y los debates ayudan a los ciudadanos a configurar sus opiniones y a tomar decisiones”, según explican las bases del concurso que ha desarrollado la Fundación Luca de Tena, por lo que “privar de este derecho a los ciudadanos u ofrecerlo deliberadamente de manera sesgada y con fines de manipulación, socava por tanto uno de los pilares sobre los que crecen las comunidades democráticas”.

La información completa y las bases pueden consultarse en el Laboratorio de Periodismo de la Fundación Luca de Tena

La Fundación Luca de Tena renueva su web

La Fundación Luca de Tena estrena web para adaptarse a las nuevas necesidades informativas. La web, que integra tanto los contenidos corporativos como las últimas noticias sobre la Fundación, tiene un notable componente visual, y está pensada para que tanto las personas que siguen los proyectos y las actividades que organiza la Fundación como los nuevos usuarios, encuentren de manera sencilla los contenidos que están buscando.

Ha sido diseñada primando la experiencia de usuario y la usabilidad, para que las informaciones o contenidos que busquen las personas que acceden a la web estén a uno o dos clicks de distancia. 

El menú de navegación se estructura en cuatro grandes áreas: quiénes somos, con la información sobre la misión, visión y valores de la Fundación; qué hacemos, en donde se dan a conocer los proyectos que actualmente lleva a cabo la Fundación así como las actividades que desarrolla; cómo colaborar, en donde se explica la forma en que cualquier persona puede ayudar a la Fundación a llevar adelante su labor formativa y social, y las ventajas fiscales que se derivan de ello, y finalmente una sección de Noticias, en la que irán apareciendo todas aquellas novedades que se vayan generando desde la Fundación, así como comunicados que emita ante temas que afecten al periodismo como pilar fundamental de las sociedades libres.

La portada es un reflejo de esa navegación, y combina bloques corporativos con otros de plena actualidad. 

La web ha conservado todo el histórico de archivos y noticias que ha creado la Fundación desde que empezó a estar presente en internet, y ya se han modernizado algunos de los contenidos, para que sean visibles de manera sencilla dentro del propio site, y la labor de adaptación visual de estos materiales continuará en las próximas semanas. 

El lanzamiento de la nueva web lleva también aparejada una intensificación de la labor informativa de la fundación, tanto en lo que respecta a contenidos, como a su presencia e interacción en redes sociales. La web ha sido desarrollada por la agencia de contenidos SSN Comunicación, perteneciente a la consultora para medios de comunicación Next Idea Media.

Sobre la Fundación Luca de Tena

La Fundación Luca de Tena es una institución sin ánimo de lucro, dedicada desde 1933 a la atención de familias de periodistas y de empleados de la prensa en España en situación de vulnerabilidad, en especial a las que sufren un proceso de pérdida familiar.

Las familias de la Fundación Luca de Tena son monoparentales y han tenido que adaptarse a la nueva situación, superar los retos que se han encontrado y seguir creciendo.

La mayoría de estas familias están a cargo de padres o madres jóvenes que, al quedar viudos, tienen que hacer frente a un doble reto: rehacer su proyecto personal-emocional y, como responsable de la familia hacerse cargo de cuidar, atender, educar y estimular el crecimiento de sus hijos.

La Fundación Luca de Tena ayuda a superar las dificultades de estas familias, acompañando y asesorándolas en el proceso de duelo.

Laboratorio de Periodismo

Asimismo, la Fundación Luca de Tena mantiene desde 2017 un Laboratorio de Periodismo, para tratar de cubrir las necesidades derivadas de la transformación del sector, el cambio disruptivo del negocio de la información y la demanda de nuevos perfiles profesionales en entornos en los que dicha formación no está, en la mayoría de los casos, al alcance de los nuevos profesionales. 

El Laboratorio ha conseguido situarse en estos dos años como una referencia en el mundo hispanohablante en cuanto a innovación y propuestas para el futuro del periodismo. Diciembre de 2019 se cerró con más de 12.000 usuarios únicos mensuales, procedentes de España y de la mayor parte de los países de Latinoamérica, así como de Estados Unidos. A diario ofrece información sobre casos de éxito y nuevas propuestas, y mantiene una línea formativa mediante webinars que abordan, de la mano de especialistas, distintos aspectos del futuro del periodismo y de la industria de medios.

Fortalecimiento personal

Este proyecto tiene como fin la realización de actividades que promuevan la interacción entre los usuarios de la Fundación, facilitando un espacio de encuentro y ayuda mutua que permite enriquecer e intercambiar experiencias entre los mismos. Las personas con pérdidas familiares recientes tienen la posibilidad de incorporarse a actividades grupales, que tienen un comprobado efecto terapéutico y normalizador de las situaciones por las que pasa cualquier familia en dichas circunstancias.

Con esta finalidad, se han programado a lo largo de los años numerosas actividades, tales como:

Quiénes somos

 

La Fundación Luca de Tena es una institución sin ánimo de lucro, dedicada desde 1933 a la atención de familias de periodistas y de empleados de la prensa en España en situación de vulnerabilidad, en especial a las que sufren un proceso de pérdida familiar.

Las familias de la Fundación Luca de Tena son monoparentales y han tenido que adaptarse a la nueva situación, superar los retos que se han encontrado y seguir creciendo.

La mayoría de estas familias están a cargo de padres o madres jóvenes que, al quedar viudos, tienen que hacer frente a un doble reto: rehacer su proyecto personal-emocional y, como responsable de la familia hacerse cargo de cuidar, atender, educar y estimular el crecimiento de sus hijos.

La Fundación Luca de Tena ayuda a superar las dificultades de estas familias, acompañando y asesorándolas en el proceso de duelo.

Responsables de área

La Fundación Luca de Tena está compuesta por los responsables de área, un grupo interdisciplinar de monitores, voluntarios y los usuarios. Todos ellos, participan y forman el equipo que lleva a cabo la Misión de la Fundación.

Directora General

Mª Victoria Barandiarán Luca de Tena

mvbarandiaran@fundacionlucadetena.org

 

Directora de Administración

Dª Pilar Herreros de Tejada Luca de Tena

pherrerosdetejada@fundacionlucadetena.org

 

Social

Dª María Blanco Arias

mblanco@fundacionlucadetena.org

Patronato

VOCALES NATOS

Presidente del Patronato

David López Royo

En representación del Arzobispo de Madrid D. Carlos Osoro

Victoria Prego de Oliver Tolivar

Presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid

Torcuato Luca de Tena Benjumea

Marqués de Luca de Tena

 

VOCALES ELECTOS

Fernando González Urbaneja

Periodista, director de Consejeros, expresidente de la APM

Soledad Luca de Tena García-Conde

Licenciada en CC. Económicas
Actualmente miembro del Consejo, Comisión Delegada y Comisión de Auditoría de Vocento
Consejo del Diario ABC S.L., Consejo de Diario El Correo S.A.U., Consejo de Federico Doménech S.A.
Consejo de Estudios de Política Exterior S.A. y Junta Directiva de Asepeyo

Mª Victoria Barandiarán Luca de Tena

Directora de la Fundación Luca de Tena
Licenciada en Geografía e Historia
Dirección de Fundaciones por la AEF y la Universidad CEU San Pablo
Linkedin link

Pilar Herreros de Tejada Luca de Tena

Directora de Administración de la Fundación Luca de Tena
Linkedin link

Guillermo Vega de Seoane Luca de Tena

Empresario. MBA por ISEAD
Director general de Ibecosol
Presidente de Upplication Software Technologies
Presidente de Carsan Biocombustibles
Director general de Vemora
Consejero de Bricapar S.A.
Linkedin link

Rosalía Lloret Moreno

Licenciada en Periodismo
Directora de Relaciones Institucionalesde Online PublisherAssociation Europe
Directora general de Estrategia y Desarrollo Digital y miembro Comité Dirección Prisa, Unidad Editorial y RTVE
Linkedin link

Juan Luis Moreno

Ingeniero Superior de Telecomunicaciones
Socio de The Valley
Chief Digital Officer de Vocento
Director de Servicios de Internet en France Telecom      
Director del lanzamiento de Wanadoo España   
Director de Marketing Estratégico de France Telecom                              Director de Lycos Europe
Vicepresidente de la AIMC
Linkedin Link

Premios y reconocimientos

 

La labor social y compromiso con los periodistas y sus familias realizada por la Fundación Luca de Tena ha sido reconocida con los premios otorgados a lo largo de estos años. Además, su transparencia y buenas prácticas han quedado reflejadas en el informe “Construir confianza” que realiza anualmente la Fundación Compromiso Empresarial.

– La Fundación Luca de Tena galardonada en los Premios Internacionales de Periodismo 2012, que otorga el Premio del Club Internacional de Prensa 2012, por su labor en defensa y apoyo de los medios de comunicación
 

– Escalando posiciones. El Informe Construir Confianza que realiza la Fundación Compromiso y Transparencia nos posiciona en tercer puesto en 2011 y nos eleva a la primera posición en 2012 y 2014, y al segundo lugar en 2015.

 

Informe Transparencia 2017
Informe Transparencia 2016

 

Informe Transparencia 2015

 

Informe Transparencia 2015

 

Informe-Transparencia-2012

Premio Ciudadanos

– Premio Ciudadanos 2012, en reconocimiento a su compromiso y ayuda a las familias de la prensa y los periodistas

Premios Ciudadanos a la Fundación Luca de Tena”. Artículo publicado en el ABC 24 de marzo de 2012 pág. 62 
 
 
– Premio Cándido Mesonero Mayor de Castilla 2006, al compromiso y a la labor social
La Fundación Luca de Tena recibe el premio Cándido por su compromiso por la sociedad”. Artículo publicado en el ABC 20 de octubre de 2006 pág. 57
 
 

Socorro Olarieta: “Éramos como una gran familia muy unida y su espíritu lo he llevado conmigo toda la vida”

Socorro y su hermana Juliana Olarieta

Socorro Olarieta ingresó en el internado, con nueve años, tras la muerte de su padre Germán Olarieta, que trabajaba como corresponsal del ABC. Allí pasó su infancia y adolescencia, y tras terminar sus estudios universitarios de Magisterio y Pedagogía permaneció en el centro como educadora. Fue una de las primeras seis niñas con las que se empezó la actividad en esta institución, regentada por las religiosas de la Orden de la Sagrada Familia de Nazareth.

¿Cómo supisteis de la existencia del internado de la Fundación Luca de Tena?
 

En casa éramos siete hermanos y cuando murió mi padre unos amigos le hablaron a mi madre de este centro e ingresamos en él. Primero mi hermana Juliana y luego yo. Al principio mi hermana no se adaptaba muy bien pero luego, gracias al cariño y dedicación que recibíamos, nuestra estancia fue muy feliz. Solo puedo decir que he pasado más de media vida vinculada a la Casa de Nazareth y mis sentimientos son de cariño y gratitud. Toda mi familia ha estado muy vinculada a esta institución. Otra de mis hermanas, Dolores, ingresó en la congregación de las Hijas de la Sagrada Familia de Nazareth, estuvo dos años allí como profesora y luego se marchó como misionera a Venezuela.

En el internado pasaban todo el año y sólo volvían a casa en las vacaciones estivales. ¿Cómo transcurría allí vuestra vida, alejadas de vuestras familias?

Evidentemente echábamos de menos a nuestra madre y hermanos, pero las religiosas que llevaban el internado hacían todo lo posible para que nos sintiéramos como si aquella fuera nuestra casa. Éramos como una gran familia, muy unida. Nos trataban con mucho cariño, pero sin descuidar nuestra formación y educación. Querían que estuviéramos preparadas para el futuro. Se fomentaba el estudio y algunas cursaron grados superiores. Para la época era complicado que las mujeres llegarán a la universidad. Yo fui de las primeras del centro que ingresé en Magisterio, lo habitual era hacer Comercio.

Los días pasaban muy rápido. Nos levantábamos, hacíamos nuestras habitaciones, íbamos a Misa, desayunábamos y acudíamos a nuestras clases. Por la tarde, más clases y luego nos reuníamos en la sala de costura.

Son muchos los buenos recuerdos que tengo. Muy entrañables son aquellas Nochebuenas cuando las madres venían a los dormitorios a despertarnos cantando villancicos con la imagen del Niño Jesús en sus brazos y luego acudíamos todas juntas a la Misa del Gallo. O la fiesta que se organizaba el día de Reyes con los regalos. Era como un juego. Nos los escondían y nosotras teníamos que encontrarlos. También pienso muchas veces en mis compañeras con las que pasé tantos años: Esperanza, Mabel, Asunción…

¿Qué nivel de implicación tenía el Patronato de la Fundación Luca de Tena con el internado?

El Patronato seguía muy cerca nuestro desarrollo y formación. A menudo venían a vernos y en Navidad eran ellos los que traían los regalos de Reyes. Además, evaluaban como íbamos con nuestros estudios. ¡Qué nervios teníamos todas cuando en esas fechas nos examinaban! Era un seguimiento constante el que hacían. Se notaba que se preocupaban por nosotras.

En el internado Casa de Nazareth solo se acogía a las hijas y esposas de periodistas que habían fallecido, pero ¿y los chicos? ¿Dónde fueron tus hermanos?

Es verdad, cuando se creó el internado de la Fundación Luca de Tena, el objetivo era ocuparse de las niñas y esposas de periodistas que habían fallecido. Había otro colegio, que estaba muy cerca, el de San Isidoro, que se ocupaba de los chicos y allí fueron mis hermanos. La relación entre ambos centros era muy cercana. Ellos venían a vernos y nosotras, siempre acompañadas, podíamos ir a verlos a ellos. Además, cuando inicié mis estudios de Magisterio, que lo hice con dos compañeras más, nos trasladábamos todos los días a San Isidoro a nuestras clases. En nuestro colegio no se impartían estudios superiores.

¿Qué significó tu paso por la Fundación Luca de Tena?

Yo he pasado en el internado Casa de Nazareth media vida. Primero como estudiante, hasta que termine mis estudios de Magisterio y Pedagogía, y luego como profesora hasta que en 1963 me traslade al Colegio Francisco Arranz, en el que he estado hasta que me he jubilado. Sin embargo, aún después de irme, el espíritu de Nazareth siempre lo he llevado conmigo, he intentado transmitírselo a los demás y dejar un poquito de esa huella que quedó en mí en los chicos que estuvieron a mi cargo en el Colegio Francisco Arranz. A día de hoy, sigo felicitando las Navidades a las monjas de Nazareth y a los miembros de la Fundación Luca de Tena.

No puedo olvidar que en unos momentos en que fueron muy difíciles para mi y mi familia, aquel internado fue como mi segunda casa, y aquellas compañeras y religiosas, fueron mucho más que amigas y educadoras para mí, fueron mi segunda familia.

Testimonios

La Fundación Luca de Tena presta atención educativa, social y psicológica a las familias de periodistas que han sufrido la pérdida del padre o madre de familia. Aquí, algunos de los testimonios a los que la Fundación ha prestado esa atención.

Otros testimonios:

Teresa Pardo

Hace 18 años que murió mi marido. Mediaba noviembre y empezaba un invierno frío y demasiado gris. Teníamos 2 hijos que entonces tenían 5 y 3 años. La vida se paró también para mí.

A los pocos meses alguien me puso en contacto con la Fundación Luca de Tena y fui allí sin saber con mucha claridad para qué. En principio la ayuda se materializó en unas becas para los niños que sin duda me daban un gran respiro y han sido durante años de los pocos ingresos regulares que he tenido en mi irregular vida laboral, y para ellos además de apoyo han sido un estímulo.

Hoy tengo 48 años y cuando recuerdo lo que la Fundación ha supuesto para nuestras vidas lo primero que me viene es apoyo y calor, después momentos de conversaciones largas donde podía verbalizar los mil avatares de la educación de mis hijos o  de mis propias incertidumbres, tenia un espacio acogedor donde sabia que encontraría el cariño, la inteligencia y la bondad de unas personas que se entregaban absolutamente a mis asuntos…a cambio de nada.

Y como no recordar la cantidad de viajes, excursiones, fiestas de Navidad etc etc donde hemos encontrado familias en situaciones parecidas con quienes hemos compartido risas, alguna tristeza y mas risas, muchas risas que han sido un bálsamo, un paréntesis, una alegría. Familias que hemos llevado caminos paralelos, nuestros hijos han crecido cerca y nos hemos ido entrecruzando ampliando los limites de nuestra propia historia, enriqueciendo con su presencia, doliente o alegre, nuestra propia historia.

Y en el espacio de la Fundación, siento que hemos tenido la oportunidad y la ayuda para ir abriendo puertas y abriendo ventanas entre todos.

Y a todos mi agradecimiento y a todos mi cariño.

Carmen Alegre

Cuando las personas se encuentran en una situación delicada, intentamos ponernos a su lado para comprender, pero yo creo que no se puede sentir lo mismo si no se vive esa situación personalmente; por eso la Fundación ha sido para mi un refugio donde se comparte sin encontrarse violenta; otra bombilla en el medio del túnel.

José Luis Casaus

Se calla la canción de nuestras vidas y queda en suspendo la vida misma, la noche más fiera se nos echa encima e impone el potente silencio más temido, hasta las flores se tornan severas: la desesperanza se instala a hierro.

Pero los hijos exigen pronto la vuelta a lo cotidiano, la atención preferente, exigen su felicidad. Hay que reunir otra vez las fuerzas (familia, amistades, sueños aparcados, ánimos, trabajo, ilusiones pendientes,…) para recuperar de nuevo la esperanza.

Ahí aparece nuestra Fundación, que suma comprensión, solidaridad y cariño a nuestras fuerzas para volver a lo que nos puede sostener, para que la simiente de la esperanza acabe por reventar.

Para mí familia, pues, la Fundación Luca de Tena significa, sobre todo, ESPERANZA.

Rafi Delgado

Después de muchos años de ausencia recibí una carta comunicándome las clases de costura y manualidades, aprovechando la oportunidad para romper el hielo. De lo cual me alegro cada día, pues los miércoles son para mi una entrega y recibimiento de cariño con está familia que es la Fundación.

Victoria García

Esta Fundación para mi es todo, después de mi casa, es la segunda casa, a parte que mis hijos han podido estudiar sin lo cual no hubiesen podido.

Todas las actividades que hay, para mi han sido muy buenas por parte de profesores y compañeros.

Que sigan  así.  ¿Qué puedo decir que no haya repetido ya tantas veces?

Virginia Domínguez

Para mí, la Fundación ha sido un apoyo tanto psicológico como material. Cuando tengo un problema sé que en este centro hacen todo lo que está en sus manos para solucionármelo. Y sobre todo y muy importante:  me siento escuchada por las personas que están en contacto con nosotros.

Pienso que al contrario que en muchas instituciones, aquí se recibe un trato muy personalizado.

Creo que para mis hijos la Fundación ha significado un aporte de confianza extra y un adaptarse a las normas fuera de casa.

 

Andrea Moyano

Para nosotros significa principalmente ayuda, pero no una ayuda simplemente económica. Si no algo más, es sentirse parte de una gran familia que esta siempre que los necesitas con su apoyo y consejo.

Rosa Vázquez

Tanto para mí, como para mis hijos, la Fundación ha sido mucho por varios motivos:

Nos han ayudado en los problemas personales que hemos tenido, brindándonos siempre apoyo y comprensión, y escuchándonos siempre.

Han ayudado a nuestros hijos a realizar sus estudios, echándoles una mano si era preciso para que salieran adelante.

Así mismo la Fundación nos ha servido para aprender muchas cosas y pasar momentos agradables con las distintas actividades que han organizado a lo largo de todos estos años.

Por todo esto y mucho más, estaré siempre agradecida.

Dulcenombre Revuelto

La primera noticia de que existía una Fundación para huérfanos y viudas de periodistas en Madrid, la tuve a través de una vecina mía, Charo. Cuando me quedé viuda me habló de ella.
Nunca me gustó inspirar pena o algo parecido y desestimé la idea de pasarme por la Fundación de la que me habían hablado. Pensé que era lo suficientemente autosuficiente como para poder salir sola de tal trance, dedicándome a mis hijos, claro.
Al cabo del año, ya más repuesta del “palo”, pensé que quizá no fuera tan mala idea enterarme al menos de lo que era esta institución. Y me pasé por allí. Y, sin darme casi ni cuenta, me encontré inmersa (nos encontramos, mis hijos y yo) en una segunda familia, acogedora, cariñosa, atenta a cualquier problema o necesidad que tuviéramos.
Nos ayudaron moral y económicamente (con becas para los chavales, en cuanto a lo económico) y con cariño, actividades, excursiones, diversas reuniones que me/nos permitieron frecuentar a otras personas con nuestras mismas problemáticas.
Les estamos muy agradecidos y saben que cuentan con todo nuestro cariño, respeto y colaboración.
Fdo. Dulcenombre Revuelto Bárcena (viuda de Félix Angel Ortega Muñoz), periodista.

La primera noticia de que existía una Fundación para huérfanos y viudas de periodistas en Madrid, la tuve a través de una vecina mía, Charo. Cuando me quedé viuda me habló de ella.

Nunca me gustó inspirar pena o algo parecido y desestimé la idea de pasarme por la Fundación de la que me habían hablado. Pensé que era lo suficientemente autosuficiente como para poder salir sola de tal trance, dedicándome a mis hijos, claro.

Al cabo del año, ya más repuesta del “palo”, pensé que quizá no fuera tan mala idea enterarme al menos de lo que era esta institución. Y me pasé por allí. Y, sin darme casi ni cuenta, me encontré inmersa (nos encontramos, mis hijos y yo) en una segunda familia, acogedora, cariñosa, atenta a cualquier problema o necesidad que tuviéramos.

Nos ayudaron moral y económicamente (con becas para los chavales, en cuanto a lo económico) y con cariño, actividades, excursiones, diversas reuniones que me/nos permitieron frecuentar a otras personas con nuestras mismas problemáticas.

Les estamos muy agradecidos y saben que cuentan con todo nuestro cariño, respeto y colaboración.

Inés Fernández

Soy Inés Fernández Feijoo, viuda de Emilio García-Merás, que empezó a ejercer el periodismo en el diario Arriba y después de pasar por distintos medios, se lo llevó el cáncer  cuando editaba y dirigía la revista Turismo y Economía.

Fue Tomás Bárbulo, también beneficiario, amigo de Emilio, quién me habló de la Fundación Luca de Tena. Me dijo que allí me ayudarían. Cuando llegué, comprobé que era cierto. Es una institución dedicada  a la atención de huérfanos y viudas de periodistas. Con becas de ayuda a los estudios, la atención psicológica, la organización de diversas actividades formativas, literarias,  cine fórum, visitas, excursiones, fiestas; te ayudan a buscar empleo, ….cualquier cosa que necesitemos. Y lo que es más importante, sin tener que pedirlo. Están atentos a todo lo que podamos necesitar.

Todo esto está muy bien, porque podemos aprender, descubrir, compartir cosas que de otra forma no sería posible, ya que la mayoría nos quedamos en la miseria. Los periodistas, ya se sabe, se vuelcan tanto en su profesión, que no viven en el mundo real.

Pero lo más importante que yo he encontrado en “la fundación” es la ternura y el amor de una gran familia. No olvidaré jamás, el primer contacto con la Fundación y la forma tan cariñosa como me acogieron. Después, el primer encuentro con el resto de la gran familia de “la fundación”. Fue una excursión a Faunia. Nadie se compadece de ti, porque todos están en la misma situación. Todos te escuchan, si quieres hablar y te respetan si no lo quieres hacer. Y también todo el mundo disfruta: grandes y pequeños, incluso los adolescentes. Algo que resulta, a veces, tan difícil, como es viajar juntos personas de distintas edades e intereses. En “la fundación” es posible.

Cada año llegan nuevos beneficiarios  y todos se contagian del espíritu de “la fundación”.

Son tantas las sensaciones agradables, siempre que nos reunimos

Se han incorporado otros profesionales, Alejandro, María. Cada año llegan nuevos beneficiarios  y todos se contagian del espíritu de “la fundación”.

Son tantas las sensaciones agradables, siempre que nos reunimos, en las excursiones, en las fiestas, que no tengo palabras. Siento una gratitud inmensa. No sé que hubiera sido de nosotros  sin la Fundación Luca de Tena.

Mª Victoria Arroyo

Mi nombre es Mª Victoria Arroyo, soy madre de cuatro hijos y viuda de D. Miguel Garcia Recuero, que dirigió el área de Fotocomposición del Diario El País, donde trabajó desde su  fundación.

Quiero hablar de cómo me ha ayudado la Fundación Luca de Tena.

Mi hijo Miguel, el pequeño recibió una beca para cursar sus estudios universitarios.

Al mismo tiempo, yo he encontrado muy buenas amigas que me han enseñado a seguir viviendo con alegría y sentirme útil en sus diferentes talleres.

Por todo esto, quiero dar las gracias a todo el personal que la componen y a todas las empresas que con su colaboración hacen que la Fundación Luca de Tena sea una gran familia.

Con todo cariño, Marivi

Marta Duque

Una mañana de viernes, hace ya siete años, de madrugada me despertó el timbre de la puerta. Era la policía que me anunciaba en ese instante que mi marido había tenido un accidente de tráfico. Creo que fue el momento más difícil de mi vida hasta este momento.

Mi vida cambió de la noche a la mañana, sin que nada ni nadie me hubiese preparado para esa situación. Mi hijo Jaime tenía 7 años, Alejandra estaba a punto de cumplir 4, y yo acababa de celebrar  mi 37 cumpleaños.

Los primeros momentos de una perdida así son casi una locura, la vida se convierte durante un tiempo en una batalla por superar únicamente el día a día, casi cada hora, e intentar aprender a vivir tu nueva vida, que es completamente diferente.

En los días o semanas posteriores, no recuerdo con exactitud, una amiga me habló de la fundación Luca de Tena. Ofrecían ayuda a viudos y viudas de periodistas. Al principio no tenía ganas de ir a ningún sitio a conocer a nadie, aunque fueran a ayudarme. Aún así, mi amiga me animaba a ir, y tardé más de un mes en aparecer por primera vez.

Desde el primer momento, todos y cada uno de los miembros de esta fundación, que no me conocían de nada, y que no me pidieron absolutamente nada,  se volcaron en escucharme y ayudarme, con todos los medios que tenían a su alcance, y por supuesto sin pedir nada a cambio.

Comencé una terapia psicológica, y posteriormente empecé a obtener una beca para los estudios de mis hijos.

Pero, lo más importante que recibí desde el primer momento en que atravesé su puerta, fue apoyo, empatía, que para mi era mucho más importante en esos momentos que la compasión, y sobre todo, un cariño enorme y desinteresado que, a día de hoy, es un sentimiento mutuo con todos ellos.

Gracias por poneros en nuestra piel, gracias por ayudarnos con nuestros hijos, que son nuestro mayor tesoro, gracias por estar ahí para cualquier cosa que necesitemos,  y gracias por apoyarnos siempre……en definitiva, MILLONES DE GRACIAS!!!

Rodrigo García-Meras

Para mí la fundación es un punto de encuentro con gente que está en la misma situación que yo, una segunda pandilla de amigos con los que comparto actividades, excursiones, fiestas de navidad, etc. Aunque seamos todos muy diferentes unos de otros, las circunstancias  que nos han reunido en la fundación son más que suficientes para crear un vínculo de amistad y compañerismo que de otra forma no habría sido posible.

José Luis Casaus

A veces con la evolución implacable de las pesadillas y otras tantas en un instante…el papá, la mamá mueren obscenamente.    Tu mundo, entonces, funde a negro y se instala en él la noche más fiera con visos de no terminar en madrugada.   Hasta el aire y el aliento duelen y  la llantina de los niños inunda la casa de melancolía.  Se desnuda la vida desatenta, el alma agoniza y la mitad de las caricias se evaporan.

Pero un día amanece.   Con el primer lucero del alba, la mañana de tan dorada se va haciendo miel  y coincidiendo con las doce en el reloj, la esperanza que dabas por extraviada se da a conocer otra vez.    Surge de la nada lo más parecido a lo que solemos entender por familia: cariño y apoyo incondicionales.    Entra en acción la Fundación Luca de Tena, la mía.    Y ya no se parece a una familia: ES UNA FAMILIA.

Adrián, Darío y Rosa

Esta palabra es la que mejor define el sentimiento que tengo hacia la fundación.

Gracias, porque cuando pasaba por el peor momento de mi vida, me localizasteis y sin yo pedirlo, me ofrecisteis un gran apoyo moral y económico.

Gracias, por hacernos sentir como una gran familia, aunque no nos conozcamos mucho.

Gracias, por habernos rodeado siempre de profesionales encantadores y que han disfrutado de su trabajo con nosotros.

Gracias, por seguir preocupandoos de nosotros y ayudándonos, después de tantos años.

Gracias, ¡¡¡¡A vosotros por ser como sois!!!!

Gracias, de corazón